viernes, marzo 10, 2017

The KonMari method

Un amigo se acaba de mudar con su novia y la hija de ella.
 
Eu- ¿Cómo estás? ¿Cómo va todo? ¿Volviste a algún tipo de normalidad?
Luc-  Volví a la "normalidad". No a la vieja, sino a la nueva. Eu- ¿Bombachas colgadas en la bañera? Bienvenido a la vida de pareja.
Luc- No, eso aún no, pero sí al quilombo cotidiano. No es que yo sea un tipo particularmente ordenado, pero bueno...creo que con el paso de los años uno va desarrollando una especie de amor por su propio desorden, proporcional al tiempo; y con el desorden ajeno, la ley es inversa cuadrática.
Eu- El viejo problema de siempre. Uno desarrolla un amor por SU propio desorden (que es como los pedos) el desorden del resto nunca huele bien.
Luc- Si, si. Sólo que el cambio ha sido un tanto brusco...pero bueno...estoy ejerciendo el arte oriental de la paciencia.
Eu- Consejo. Es mucho mejor que digas ahora "chicas, media pila con la limpieza" que en en mes "me cago en todas sus mierdas tiradas por la casa"
Luc- Si, ya lo he hecho, pero cada vez que lo hago justo pasa el tren acá a media cuadra y se ve que tapa mi voz.
Eu- ¡Fa! Tenés un matrimonio de 15 años en 20 días. Ésta es mi nueva definición de "quemar etapas" sabélo.
Luc- Es que ya perdí esos 15 años haciendo otras cosas.
Eu- No perdiste 15 años, están ordenados a tu modo (que no es lo mismo).

3 comentarios:

Max Pickering dijo...

jajajaajaj

cortalaconeldrama dijo...

:D

Pilikina dijo...

jajajaja
Anda que no le va a tocar tragar!!!!
Pasan de él como de comer mierda.